abril 29, 2014

Naturalezas

Había escuhado, sin seriedad, que la naturaleza es testaruda. Me pregunto cual es la mía? Porque terminaré siempre sucumbiendo.